sábado, 18 de octubre de 2008

LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA I SU ESTRUCTURA



ESTUDIO 1
LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA 1
SU ESTRUCTURA


IDEA CLAVE

La palabra Biblia significa biblioteca o conjunto de libros. La Palabra de Dios constituye una auténtica colección de libros divididos en dos grandes conjuntos: el Antiguo y el Nuevo Testamento.


TEXTO BASE

  • “Recuerda que desde niño conoces las Sagradas Escrituras, que pueden instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús. Toda Escritura está inspirada por Dios, y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud. Así el hombre de Dios estará capacitado y perfectamente preparado para hacer toda clase de bien.” (2 Timoteo 3:15-17)

INTRODUCCIÓN


La Biblia que tienes en tus manos, o tal vez sobre tu escritorio, es un libro singular. Para comenzar no se trata de un libro, sino más bien de una colección de diferentes libros. De hecho, la palabra Biblia procede del vocablo griego que significa biblioteca o colección de libros.

Los cristianos creemos que la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, pero ya hablaremos más adelante acerca de ello. Sin embargo, también es cierto que fue escrita por autores humanos, personas de carne y hueso como tú y como yo.

La Biblia se escribió a lo largo de un periodo de unos 1500 años. Entre los libros más antiguos –algunos eruditos piensan que se trata del libro de Job- y los más modernos –los eruditos piensan que es el Apocalipsis de Juan- se extiende un periodo de casi quince siglos ¡Casi nada!

La Biblia está escrita en tres idiomas diferentes: hebreo y arameo para el Antiguo Testamento y griego para el nuevo testamento (aunque aparecen algunas palabras también en arameo en el nuevo testamento)

Prácticamente todo el Antiguo Testamento está escrito en hebreo, el idioma propio del pueblo de Israel, sin embargo hay algunas pequeñas porciones que están escritas en arameo, concretamente los capítulos 2 al 7 del libro de Daniel. Seguro que lo sabes, pero déjame recordarte que el arameo era para la zona de oriente medio hasta la época de Alejandro Magno, lo mismo que el inglés hoy en día, una lengua que muchísima gente entendía.

Muchas personas diferentes intervinieron en la escritura de la Biblia. Aunque muchos de los libros que aparecen en ella son anónimos. Los cinco primeros libros del Antiguo Testamento, los que se llaman el Pentateuco, son atribuidos por la tradición a Moisés, sin embargo, en un sentido estricto son anónimos, no aparecen ninguna indicación en el texto que permita afirmar que fue Moisés quien los escribió.

Eso mismo sucede también con libros del Nuevo Testamento. Nadie sabe quién escribió hebreos, aunque haya varias hipótesis. También los evangelios, a excepción de Lucas, son anónimos, aunque la tradición de la iglesia primitiva los atribuye a los diferentes evangelistas.

¿Afecta a su valor como Palabra de Dios el hecho de que muchos libros sean anónimos? ¡En absoluto! El valor de todos y cada uno de los escritos del Antiguo y Nuevo Testamento consiste en el trabajo inspirador del Espíritu Santo, no en quién los escribió.

Los autores humanos de la Biblia son muy variados: médicos, abogados, políticos, militares, cortesanos, recaudadores de impuestos, pescadores….

Nuestra biblioteca está dividida en dos grandes colecciones, el Antiguo y el Nuevo Testamento. Hablemos un poco de cada uno de ellos y sus diferentes divisiones internas.

El Antiguo Testamento es una colección de 39 libros, todos ellos escritos antes del nacimiento de Jesús. Eran y son considerados todavía por el pueblo de Israel Palabra dada por Dios a su pueblo.

Los libros del Antiguo Testamento están divididos en tres grandes secciones: La Ley, los Profetas y los Escritos. La primera gran sección es la Ley o Torá, también llamada el Pentateuco. Son los cinco primeros libros de tu Biblia, tradicionalmente atribuidos a Moisés, aunque como ya dije anteriormente son anónimos.

La segunda sección son los Profetas. Está sección a su vez, estaba dividida en dos nuevas subsecciones: los Profetas Anteriores y los Posteriores. No te confundas, no tiene nada que ver con los profetas mayores y menores. Me explicaré. Tu Antiguo Testamento no tiene libros divididos de la misma manera que los judíos del tiempo de Jesús lo hacían. El Maestro leía copia de las Escrituras dividida siguiendo la estructura que antes te mencioné.

Por eso ellos distinguían entre los Profetas Anteriores: Josué, Jueces, Samuel, Reyes y los Profetas Posteriores, los grandes predicadores de Israel y Judá: Isaías, Jeremías, Ezequiel y los profetas incluidos en el Libro de los Doce, es decir, aquellos que tú conoces como los profetas menores.

La tercera y última sección son los Escritos. Aquí se encuentran Salmos, Proverbios, el libro de Job y Cantar de los Cantares, Ruth, Lamentaciones, Eclesiastés, Esther, Nehemías, Esdras, Daniel, el profeta solitario y los dos libros de Crónicas.


La ley

Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio

Los profetas
Anteriores

Josué
Jueces
1 y 2 Samuel
1 Y 2 Reyes

Posteriores

Isaías
Jeremías
Ezequiel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahún
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zacarías
Malaquías

Los escritos

Salmos
Proverbios
Job
Cantar de los Cantares
Eclesiastés
Daniel
Esdras
Nehemías
1 y 2 Crónicas
Lamentaciones
Ruth
Esther


El Nuevo Testamento es una colección compuesta por 27 libros, todos ellos escritos después del nacimiento de Cristo. Estos libros narran la historia de Jesús y los comienzos de la iglesia cristiana. Como en el Antiguo Testamento en el Nuevo también pueden verse secciones diferentes.

Una primera sección natural estaría formada por los cuatro evangelios y el libro de Hechos. Seguro que ya sabías que el libro de Hechos y el evangelio de Lucas formaban un único libro, posteriormente se dividieron en dos narraciones diferentes. Dentro de los evangelios están los tres primeros, llamados sinópticos o paralelos y el cuarto evangelio, el de Juan, muy diferente de los anteriores

Otra sección son las llamadas epístolas o cartas. También aquí se pueden encontrar divisiones naturales. Por un lado están las cartas de Pablo, dirigidas a individuos o iglesias. Después están las cartas llamadas generales ya que van dirigidas al pueblo de Dios en general. Finalmente tenemos un libro profético, el Apocalipsis que nos habla acerca de la consumación de la historia.


Evangelios

Mateo
Marcos
Lucas (+ He-chos)
Juan

Historia
Hechos

Cartas de Pablo
Romanos
1 y 2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 y 2 Tesalo-nicenses
1 y 2 Timoteo
Tito
Filemón

Cartas generales

Hebreos
Santiago
1 y 2 Pedro
1,2,3 Juan
Judas

Profecía

Apocalipsis

Bueno, con esto ya tienes una buena visión panorámica de la composición de ese libro tan singular llamado Biblia.


OBSERVACIÓN

1. Anota las tres cosas más importantes que has aprendido al llevar a cabo este estudio


INTERPRETACIÓN


1. ¿Recuerdas de dónde proviene la Palabra Biblia y su significado original?

2. La mayoría de los libros del Antiguo Testamento son anónimos, también algunos del Nuevo Testamento ¿Plantea esta realidad algún problema al hecho de que la Biblia sea inspirada por Dios? Razona tu respuesta.

3. Cuando afirmamos que la Biblia es la Palabra de Dios ¿Qué queremos afirmar?


APLICACIÓN


1. Sin duda lo más singular de la Biblia es su capacidad para transformar las vidas de las personas. Si no lo estás haciendo de forma regular comienza a leerla de forma diaria. Un buen lugar para comenzar es el principio, Génesis.
 
Copyright 2009 LA BIBLIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan