sábado, 18 de octubre de 2008

LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA III LA REVELACIÓN DE LA BIBLIA



ESTUDIO 3
LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA 3
LA REVELACIÓN DE LA BIBLIA



IDEA CLAVE

A lo largo de la historia Dios se ha dado a conocer a sí mismo y su voluntad para con los seres humanos.



TEXTO BASE


  • “Nunca hace nada el Señor sin revelarlo a sus siervos los profetas” (Amos 3:7)
  • “El joven Samuel seguía sirviendo al Señor bajos las órdenes de Éli. En aquella época era muy raro que el Señor comunicara a alguien un mensaje; no era frecuente que alguien tuviera una visión.” (1 Samuel 3:1)
  • “Contaré las grandes cosas que tú, Señor has hecho; ¡Proclamaré que sólo tú eres justo! (Salmo 71:19)
  • “En otros tiempo habló Dios a nuestros antepasados muchas veces y de muchas maneras por medio de los profetas. Ahora, en estos últimos tiempos, nos ha hablado por su Hijo, mediante el cual creó los mundos y al cual ha hecho heredero de todas las cosas.” (Hebreos 1:1-2)
  • “Nadie ha visto jamás a Dios; el Hijo único, que es Dios y que vive en íntima comunión con el Padre, nos lo ha dado a conocer” (Juan 1:18)
  • “Cristo es la imagen visible de Dios que es invisible; es su Hijo primero, anterior a todo lo creado” (Colosenses 1:15)
“Descendientes de Jacob, familias todas de Israel, escuchad la palabra del Señor. El Señor os dice:
¿Qué de malo encontraron en mí vuestros antepasados
que se alejaron de mí?
Se fueron tras dioses que no son nada,
y en nada se convirtieron ellos mismos.
No se preocuparon de buscarme a mí,
que los saqué de Egipto,
que los guíe por el desierto,
tierra seca y llena de barrancos,
tierra sin agua, llena de peligros,
tierra donde nadie vive, por donde nadie pasa.

(Jeremías 2:4-6)

  • “El cielo proclama la gloria de Dios; de su creación nos habla la bóveda celeste. Los días se lo cuentan entre sí; las noches hacen correr la voz. Aunque no se escuchan palabras ni se oye voz alguna, el tema va por toda la tierra” (Salmo 19:1-2)
  • “Lo que de Dios se puede conocer, lo conocen ellos muy bien, porque Él mismo se lo ha mostrado, pues lo invisible de Dios puede llegar a conocerse, si se reflexiona en sus obras. En efecto, desde que el mundo fue creado se ha podido ver claramente que Él es Dios y que su poder nunca tendrá fin. Por eso, los malvados no tienen disculpa” (Romanos 1:19-20)
  • “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, pues Él hace salir su sol sobre justos e injustos” (Mateo 5:44-45)


INTRODUCCIÓN


La palabra hebrea que se utiliza para revelación es gálâ que significa literalmente descubrir. La palabra griega es apokalipto y tiene el mismo significado, literalmente significa correr un velo para dejar algo al descubierto.

La Biblia, humanamente hablando, es un libro producto del Medio Oriente antiguo. La Palabra de Dios nació en un contexto cultural determinado y, por tanto, en muchos sentidos es similar a otras obras del mismo periodo y de la misma zona. Valgan, por citas algunos ejemplos, el Código de Hammurabi, la Biblioteca de Ebla o la Epopeya de Gilgames.

Especialmente el Antiguo Testamento refleja la realidad de que Israel no era un pueblo que viviera aislado en un vacío cultural, sino que vivía rodeado de otras culturas sobre las que influía y, que tristemente, también ejercían una influencia sobre él, en la mayoría de las ocasiones, todo sea dicho de paso, bastante negativa.

Algunos críticos de la Biblia cuando han visto las similitudes entre los relatos bíblicos y otros relatos míticos de los pueblos vecinos, se han quedado ofuscados y rápidamente han acusado a la Palabra de Dios de copiar la literatura de los pueblos vecinos.

Creo que lo anterior es un error. En primer lugar, porque para estos críticos toda similitud entre la Biblia y otras literaturas siempre implica para ellos dependencia de la primera con relación a las segundas. En mi opinión, las similitudes, que existen, no implican dependencia sino más bien que tanto la Biblia como las otras literaturas se nutren de un fondo cultural común, de una historia común, la historia de la humanidad transmitida de forma oral desde siglos inmemorables.

Estas similitudes hacen que muchos eruditos no sea capaces de percibir las tremendas diferencias que la Biblia tiene con relación a los pueblos, las culturas y las religiones de su entorno. La primera gran diferencia es el monoteísmo –la creencia en un único Dios- de Israel frente al politeísmo de los pueblos vecinos. La segunda es la constante afirmación de la Biblia que Dios desea y mantiene una relación con su pueblo.

Esta es una verdad bíblica fundamental, Dios ha creado al ser humano para tener relación y compañerismo con Él. Esta es una premisa subyacente en ambos Testamentos y es la raíz de la necesidad espiritual del ser humano. Por eso, a pesar de la caída en pecado del ser humano Dios continúa revelando su persona y su voluntad.


¿QUÉ ES LA REVELACIÓN?

La revelación es la comunicación de Dios a personas. Esta es la esencia, Dios poniéndose en comunicación con el ser humano a través de las visiones que dio, las palabras que habló y los hechos que llevó a cabo en la historia.

Por tanto, vemos que Dios se ha dado a conocer y ha dado a conocer su voluntad por medio de visiones, palabras y hechos. Como dice el erudito bíblico: “Uno ve a Dios en los eventos históricos y entiende éstos a través de la Palabra de Dios”

No cabe ninguna duda que el Señor se revela por medio de sus actos en la historia. La liberación del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto y todas las grandes proezas que la acompañaron lo ponen claramente de manifiesto.

Pero al mismo tiempo, vemos que esa intervención portentosa de Dios estuvo acompañada de sus palabras. Dios habló antes del éxodo (Éxodo 3:2-10), en conexión con todos los eventos (Éxodo 12:12) y continuó hablando después del éxodo (Éxodo 20:20, Ezequiel 20:6-10)

A lo largo de todo el Antiguo Testamento, una y otra vez, el Señor recuerda a su pueblo las grandes proezas que ha hecho a su favor. Podemos afirmar que sin la Palabra revelada, los actos revelados de Dios habrían tenido significado para muy pocas personas.

Haz un ejercicio al respecto. Lee el salmo 68 y rellena el cuadro que tienes a continuación. Fíjate como cada grupo de versículos describen uno de los hechos del Señor.

Versículos Hecho portentoso

1 al 6

7 al 10

11 al 14

15 a 18


Dios siempre se revela, se da a conocer, con un propósito. Sus palabras y sus actos no son un fin en sí mismos. Su finalidad es que los observemos, aprendamos y respondamos a los mismos. Si partimos de la base que el propósito final del Señor es restablecer a los seres humanos a su estado original antes de la caída, entonces entenderos que toda la revelación de Dios tiene un carácter claramente redentivo.

¿Por qué el ser humano necesita la revelación? Creo que es una pregunta fácil de contestar. Dios es un ser que trasciende las coordenadas de espacio y tiempo en las que discurre la experiencia humana. Dios está más allá del tiempo y del espacio, Él no está limitado por ambas cosas como lo estamos los seres humanos.

Esto hace totalmente imposible para nosotros el poder percibir a Dios a través de nuestros sentidos y hace, por tanto, necesario que Dios se revele, se descubra, se ponga de manifiesto para que pueda ser comprendido por nosotros.

Al mismo tiempo la Biblia nos indica que la raza human es una raza “caída” es decir, afectada por el pecado y en esclavitud del mismo. A consecuencia de ello no puede comprender ni entender aquello que le es revelado, como indica el apóstol Pablo:

“pues como ellos no creen, el dios de este mundo les ha cegado el entendimiento para que no vean la brillante luz del evangelio del Cristo glorioso, imagen viva de Dios” (2 Corintios 4:4)

“El que no es espiritual no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son tonterías. Y tampoco las puede entender, porque son cosas que tienen que juzgarse espiritualmente” (1 Corintios 2:14)

LA REVELACIÓN GENERAL Y LA ESPECIAL

Según nos indica la propia Palabra de Dios, el Señor se ha revelado a sí mismo en la creación y continúa haciéndolo por medio de sus actos de providencia. Fíjate en estos dos versículos que ya aparecieron en el texto base:

  • “El cielo proclama la gloria de Dios; de su creación nos habla la bóveda celeste. Los días se lo cuentan entre sí; las noches hacen correr la voz. Aunque no se escuchan palabras ni se oye voz alguna, el tema va por toda la tierra” (Salmo 19:1-2)
  • “Lo que de Dios se puede conocer, lo conocen ellos muy bien, porque Él mismo se lo ha mostrado, pues lo invisible de Dios puede llegar a conocerse, si se reflexiona en sus obras. En efecto, desde que el mundo fue creado se ha podido ver claramente que Él es Dios y que su poder nunca tendrá fin. Por eso, los malvados no tienen disculpa” (Romanos 1:19-20)
  • “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, pues Él hace salir su sol sobre justos e injustos” (Mateo 5:44-45)

Esta revelación es dada a todo el mundo sin excepción, tanto a creyentes como no creyentes. Por medio de ella, toda la humanidad tiene testimonio de la existencia de un Dios y de su poder y eternidad. Por eso, porque es dada de forma universal a todo ser humano esta revelación recibe el nombre de revelación general.

El hecho de que la creación da testimonio de la existencia de Dios es reconocido incluso por los científicos más prestigiosos y reconocidos. El italiano Carlo Rubbia, premio Novel de física y director del Laboratorio Europeo para la Física de las Partículas, en una entrevista concedida al más importante diario español afirmaba:

“La religión es algo íntimo de cada uno. Sin embargo, la precisión, la belleza y el orden de la materia son inmensos y, cuanto más se adentro uno en las cosas, más claro está que hay una inteligencia detrás, porque todo está construido de forma tan preciso que es imposible que sea el resultado de un accidente o una fluctuación o algún tipo de combinación al azar. Es esquema es tremendamente preciso y está en funcionamiento desde el principio del universo”

Sobran los comentarios, el texto es suficientemente expresivo por sí mismo.

Por el contrario, la revelación especial no es dada a todo el mundo, sino a individuos y/o grupos específicos a los cuales Dios revela su persona y voluntad.

LOS MEDIOS DE REVELACIÓN

Además de sus actos en la creación y en la historia, Dios se ha revelado a sí mismo a individuos a través de medios variados. Dios se ha comunicado a través de sueños (Génesis 20:3; 31:24; Mateo 1:20), visiones (Génesis 15:1; 46:2; 1 Samuel 3:1; Isaías 1:1), y comunicaciones verbales, estas últimas reciben el nombre técnico de revelación proposicional.

Seguro que estás pensando qué significa eso de revelación proposicional. Pues bien, en sentido estricto significa que Dios se comunica a través de medios ordinarios haciendo declaraciones que pueden ser entendidas por gente común.

La Biblia no nos explica con claridad de qué forma esta revelación era llevada a cabo. Sin embargo, los profetas hablaban con la convicción de que sus palabras provenían de Dios y era por obediencia Él que las comunicaban. Un rápido repaso a los libros proféticos te permitirá encontrar multitud de veces las expresiones: “vino a mí Palabra del Señor” y también “Así dice el Señor”.

La revelación final y definitiva de Dios ha sido la encarnación de su Hijo Jesucristo. Recuerda el pasaje de Hebreos 1:1-3 que ya leímos en el texto base.


OBSERVACIÓN


1. Lee de nuevo los pasajes del texto base y anota que puedes aprender de cada uno de ellos con relación a la revelación, sus medios, sus tipos, etc.

a. Amos 3:7

b. 1 Samuel 3:1

c. Salmo 71:19

d. Hebreos 1:1-2

e. Colosenses 1:15

f. Jeremías 2:4-6

g. Salmo 19:1-2

h. Romanos 1:19-20

i. Mateo 5:44-45


INTERPRETACIÓN


1. ¿Puedes definir con tus propias palabras el significado de revelación?

2. ¿Cuál es el propósito de la revelación de Dios?

3. En la introducción he afirmado que la revelación de Dios es redentiva ¿Recuerdas qué quiere decir esto?

4. ¿De qué modos Dios ha revelado su voluntad y su persona?

5. Piensa por un momento en la creación ¿Qué se puede deducir acerca de cómo es Dios por medio de la observación de la misma?



APLICACIÓN


1. ¿Qué puedes aplicar en tu vida personal de lo aprendido en este estudio?

2. Dios continúa revelándose por medio de su creación, su Palabra y su obrar en la macro historia y en tu pequeña historia personal. Observa tu vida, tu situación y tus circunstancias ¿qué quiere Dios revelarte acerca de Él y su carácter?
 
Copyright 2009 LA BIBLIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan