sábado, 18 de octubre de 2008

METODOS PARA EL ESTUDIO BIBLICO PERSONAL


ESTUDIO 7
MÉTODOS PARA EL ESTUDIO BÍBLICO PERSONAL



IDEA CLAVE


Descubrir, comprender y aplicar es un sencillo método que puede revolucionar tu estudio bíblico personal.


TEXTO BASE

  • “Llegada la noche, los hermanos hicieron salir sin demora a Pablo y Silas hacia Berea. En cuanto llegaron se dirigieron a la sinagoga de los judíos. Estos judíos, que eran de mejores sentimientos que los de Tesalónica, recibieron de buena gana el mensaje, y día tras día, estudiaban las Escrituras para comprobar la verdad de lo que oían.” (Hechos 17:10-11)


INTRODUCCIÓN


Bien, aquí te encontrarás con un estudio técnico. No será tan motivador como los anteriores, sin embargo, te será de gran ayuda para aprender algunos métodos sencillos que te permitan aprovechar mejor tu estudio personal de la Escritura.

Has llegado al final de esta serie de estudios. Espero que hayan sido lo suficientemente motivadores para animarte a buscar a Dios por medio de su santa Palabra.


LA ACTITUD ADECUADA PARA EL ESTUDIO DE LA BIBLIA

Aunque te parezca mentira 1 Juan 1:9 es un versículo clave cuando te acerques al estudio bíblico. En él, se nos dice, que si confesamos nuestros pecados, Dios es fiel y justo para perdonarlos y limpiarnos de toda maldad.

Pues es verdad, si confesamos, Dios nos perdona. Porque si estamos en pecado, es decir, si de forma consciente y voluntaria hemos decidido desobedecer a Dios y revelarnos contra Él, no deberíamos esperar que la Palabra nos sea de provecho.

El segundo versículo clave es Efesios 5:18, el apóstol Pablo nos recomienda en este pasaje que permitamos que sea el Espíritu Santo quien nos controle, que sea la fuerza dominante en nuestras vidas. Tiene toda la razón el apóstol, ya que Jesús mismo afirmó que sería el Espíritu quien nos enseñaría todas las cosas y nos recordaría todo lo que Él nos había dicho. (Juan 14:26)

Una vez que estés seguro de no existir pecado sin confesar en tu vida y que el Espíritu gobierna todo tu ser, ya estás en condiciones de acercarte a la Palabra. Hazlo con reverencia, quietud y una auténtica expectación ¡Es Dios mismo el que desea hablarte por media de ella!

Ahora bien, los creyentes no nos acercamos a la Palabra por un mero deseo de aumentar nuestro conocimiento intelectual de la misma, sino con un sincero y honesto deseo de conocer al Dios de la Palabra y su voluntad, a fin de obedecerla y ponerla en práctica en nuestras vidas.

No te engañes, el Señor tan sólo revela su voluntad y se deja conocer por aquellos que tienen un sincero y genuino deseo de saber más de Él, parecerse más a Él y obedecerlo aunque sea costoso. Dios no revela su voluntad a los curiosos, antes bien lo hace a los obedientes.


ALGUNOS MÉTODOS DE ESTUDIOS BÍBLICO

Antes una sugerencia previa. La finalidad de la lectura y estudio de la Escritura es obedecer sus enseñanzas, pero para poderlo hacer es preciso primero poder entender. Es mi sugerencia que uses una versión lo más moderna posible de las Escrituras. Yo uso la versión Dios habla hoy y te la recomiendo. Si prefieres usar la Reina Valera en cualquiera de sus versiones ¡Está muy bien! Pero en ese caso te recomiendo que uses otra versión más moderna para comparar los textos, saldrás muy enriquecido con ello.


Estudio por libros

Bueno ya sabes que la Biblia contiene muchos libros -66 para ser exactos-, sin embargo, el plan de Dios para la redención está desplegado a lo largo de todos ellos.

Por eso, cuando te acerques al estudio de uno de los libros, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, debes hacerlo teniendo en cuenta que se tratan de partes de un todo.

He aquí algunos pasos prácticos:

• Léelo completamente –varias veces si te es posible-
• Conforme vas leyendo marca y/o subraya aquellos pasajes a través de los cuales Dios te vaya hablando.
• Haz un bosquejo del libro. Trata de descubrir las divisiones y subdivisiones principales del mismo.
• Haz una lista de los personajes más importantes que aparecen en ese libro, quiénes son, por qué son importantes, qué se puede aprender de ellos.
• Selecciona de cada capítulo el/los versículos que consideres más importantes y significativos.
• Trata de memorizarlos. De ese modo permitirás que el Espíritu de Dios los traiga a tu mente cuando sea necesario ¡Funciona!
• Anota las enseñanzas principales del libro con relación a: Dios, Jesús, el Espíritu Santo, la vida cristiana.

Estudio por capítulos

Como puedes ver, es totalmente complementario del anterior. Sigue los siguientes pasos:

• Lee todo el capítulo –varias veces si te es posible-
• Trata de identificar el asunto principal del mismo –la idea clave-
• Identifica la principal lección que el capítulo enseña.
• Identifica el versículo que más te haya impresionado. ¿Por qué?
• Trata de memorizarlo –ya sabes las razones-
• Identifica, si los hubiera, los personajes principales.
• Anota las enseñanzas principales del libro con relación a: Dios, Jesús, el Espíritu Santo, la vida cristiana.
• Mira si hay algún ejemplo que debieras seguir.
• Mira si hay algún error que debieras evitar.
• Mira si hay algún mandamiento que debas obedecer.
• Alguna promesa de la que debas apropiarte.
1. Alguna oración que puedas hacer tuya.

Estudio por temas

La Biblia está llena de temas importantes, curiosos, claves, contemporáneos. Escoge uno que te interese. Hazte con una Biblia temática o bien con una concordancia. Entonces sigue e investiga ese tema a lo largo de todos los libros de la Biblia.

Conforme vayas avanzando puede darse el caso que tengas que dividir el tema en varios subtemas. Déjame que te ilustre lo que quiero decir:

Tema.
La oración
Subtemas
• Maneras de orar
• Oraciones de la Biblia
• Requisitos de la oración
• Promesas relacionadas con la oración
• Enseñanzas de Cristo acerca de la oración

Estudio de personajes

Se calcula que en la Biblia existen 2930 personajes, incluyendo uno que llevaba mi propio nombre, Félix. Las vidas de muchos de ellos –desgraciadamente no mi homónimo- pueden ser extremadamente interesantes.

Usando, como antes indicaba, una concordancia o bien una Biblia temática, puedes seguir la trayectoria de esos personajes. Hay algunas preguntas que pueden serte de ayuda:

• ¿Qué puedes saber de su familia?
• ¿qué clase de enseñanza recibió en su juventud?
• ¿Qué llevó a cabo durante su vida?
• ¿Hubo alguna crisis importante en su vida? En caso afirmativo ¿Cómo la afrontó?
• ¿Qué destaca de su carácter?
• ¿Quiénes eran sus amigos? ¿Qué clase de personas eran? ¿Qué influencia tuvieron sobre él? ¿Qué influencia tuvo él sobre ellos?
• ¿Es evidente en este personaje un proceso de madurez?
• ¿Cómo fue su experiencia de relación con Dios? Mira en su vida aspectos tales como la oración, la búsqueda del Señor, la dependencia de Él, su manera de afrontar los desafíos, etc.
• ¿Hubo alguna falta particular en su vida?
• ¿Algún pecado relevante? ¿Bajo qué circunstancias cometió el pecado? ¿Cuáles fueron las consecuencias en su vida futura?
• ¿Cómo eran sus hijos?
• ¿Qué puedes imitar o evitar de este personaje?


MI MÉTODO FAVORITO

Desde que me comencé mi caminar con el Señor hace muchos, muchos, años, tantos que los dinosaurios aún dominaban la tierra, aprendí un sencillo método para estudiar las Escrituras que sigo utilizando a día de hoy.

Es un sencillo método en tres pasos:

Primer paso: descubrir

Consiste en descubrir la información más importante contenida en un pasaje.

Las preguntas claves que debes hacerle al pasaje son:

• ¿Qué información aparece en este pasaje?
• ¿Qué ideas se expresan?
• ¿Acerca de qué me habla el pasaje?

Segundo paso: entender

Consiste en comprender o entender la información contenida en el pasaje que previamente has descubierto. Se trata de saber el significado de lo que hemos leído.

Las preguntas claves que debes hacerle al pasaje son:

• ¿Qué significa lo que estoy leyendo?
• ¿Qué quiere decir este pasaje?

Tercer paso: aplicar

Se trata de aplicar, es decir, de poner en práctica lo que antes hemos descubierto y entendido.

Las preguntas claves que debes hacerle al pasaje son:

• ¿Cómo puedo hacer de lo aprendido una realidad en mi vida cotidiana?
• ¿Hay cosas que debo obedecer, evitar, imitar, confesar, cambiar, etc.?

Estoy seguro que si lo usas este método puede serte de gran e inestimable ayuda.


APLICACIÓN


1. Lee el salmo 23. Sin duda se trata de uno de los salmos más bonitos y estimulantes de la Biblia. Léelo y aplica a su estudio el método: descubrir, entender, aplicar


Descubrir Entender aplicar








































 
Copyright 2009 LA BIBLIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan