sábado, 18 de octubre de 2008

LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA II COMO SE FORMO



ESTUDIO 2
LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA 2
CÓMO SE FORMO LA BIBLIA



IDEA CLAVE

Los libros que aparecen en tu Biblia son aquellos que el pueblo de Israel y la Iglesia han reconocido como Palabra inspirada de Dios.


TEXTO BASE


  • “No creáis que he venido para poner fin a la Ley de Moisés y a las enseñanzas de los profetas. No he venido a ponerles fin, sino a darles su verdadero sentido. Porque os aseguro que mientras permanezcan el cielo y la tierra, no se le quitará a la Ley ni un punto ni una coma, hasta que sucedo todo cuanto ha de suceder.” (Mateo 5:17-18)


INTRODUCCIÓN


¿Por qué tu Biblia tiene 66 libros y no cualquier otro número? ¿Qué criterios se usaron para incluir en la Biblia unos libros y desechar otros? ¿Quién tomó esa decisión? Sin duda son buenas preguntas, muy buenas, procuraremos responderlas por medio de este estudio.

El conjunto de los 66 libros incluidos en tu Biblia recibe el nombre de canon. Los libros son llamados libros canónicos. La Palabra canon es una palabra griega kanon que literalmente quiere decir regla, una regla que se usaba pare medir. Con el paso del tiempo vino a significar una norma o estándar.

La iglesia cristiana recibió el canon del Antiguo Testamento de parte del pueblo de Israel. Los libros que tienes en tu Biblia dentro de esa sección eran aquellos que el pueblo de Jesús supo reconocer como dotados de inspiración y autoridad de parte de Dios.

Si recuerdas el estudio anterior ya hablamos de las tres grandes divisiones del Antiguo Testamento, la Ley, los Profetas y los Escritos. Ya dos siglos antes del nacimiento de Jesús tenemos pruebas escritas de que estas divisiones, con los libros en ellas incluidas, estaban claramente definidas y reconocidas por los judíos.

Si hemos de ser honestos hemos de reconocer que no siempre los judíos estuvieron de acuerdo acerca de la conveniencia o no de incluir en el canon determinados libros. Por ejemplo, había dudas acerca de Esther porque en él no se menciona ni una sola vez el nombre de Dios ¿te habías dado cuenta de ese detalle? También hubo dudas con relación a Eclesiastés, en este caso debido a su carácter escéptico y hedonista, algo muy contemporáneo, todo sea dicho de paso.

Las dudas continuaban con Cantares, debido a su contenido erótico y amoroso, a Proverbios, por sus aparentes contradicciones y, finalmente a Ezequiel por sus aparentes conflictos con los libros de la Ley.

Hubo dos acontecimientos que acabaron con las disputas y precipitaron el acuerdo entre los maestros judíos. La primera fue la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70. La segunda fue la presión del creciente cristianismo. Un concilio reunido en Jamnia, la capital del judaísmo tras la destrucción de Jerusalén, llegó a un veredicto final acerca de la composición del canon.

Desgraciadamente no sabemos qué criterios usaron para ello, sin embargo, es probable que no se tratara de una decisión arbitraria, una cuestión de votación, por poner un ejemplo, sino más bien en el reconocimiento de la autoridad explícita de los diferentes libros.

Para nosotros los cristianos, sin embargo, hay dos cosas añadidas y muy importantes que nos hacen reconocer el Antiguo Testamento como Palabra inspirada y con autoridad de parte de Dios. La primera es su uso y reconocimiento por parte de Jesús. La segunda, esto mismo por parte de los apóstoles. Más adelante, en otra sección de este estudio podrás comprobar qué dijo Jesús acerca de la Ley, los Profetas y los Escritos.

¿Qué sucedió con el Nuevo Testamento? Muchas personas desconocer el proceso por el cual tu Nuevo Testamento vino a existencia. Otras, consideran que fue una decisión arbitraria por parte de la iglesia cristiana el incluir a unos y excluir a otros.

Lo cierto es que la iglesia no creó el canon del Nuevo Testamento sino que más bien lo reconoció. Josh McDowell en su libro, The New Evidence That Demands a Veredict, cita al erudito Geisler de la siguiente manera:

“Un libro no es la Palabra de Dios porque es aceptado por el pueblo de Dios. Por el contrario, fue aceptado por el pueblo de Dios porque era la Palabra de Dios. Esto significa, que es Dios, no su pueblo, quien otorga autoridad a un libro. El pueblo de Dios tan sólo reconoce la autoridad divina que el Señor ha otorgado al libro”

En el mismo libro, McDowell incluye un cuadro que puede ayudar a comprender la importancia de tener la perspectiva correcta con relación al canon del Nuevo Testamento. Lo incluimos a continuación.


Perspectiva incorrecta
La iglesia determinó el canon
La iglesia es la madre del canon
La iglesia es la propietaria del canon
La iglesia es juez del canon
La iglesia es la señora del canon

Perspectiva correcta
La iglesia descubrió el canon
La iglesia es hija del canon
La iglesia es ministra del canon
La iglesia es testigo del canon
La iglesia es sierva del canon

Eruditos como F.F. Bruce y Luke T. Jhonson hablan de cinco estados en el desarrollo y formación del canon del Nuevo Testamento. Estos autores indican la importancia de tener en perspectiva los cinco, ya que aunque el último de ellos es el más importante, no debe perderse de vista los otros cuatro, de lo contrario, el quinto aparecería como una decisión totalmente arbitraria y caprichosa. Veamos esos cinco estados:

Primer estadio: composición

La iglesia existió antes que el canon como tal naciera. Las comunidades cristianas comenzaron basadas en tradiciones orales. El continuo crecimiento de la iglesia y la desaparición de los testigos oculares hicieron necesario y conveniente el fijar por escrito las diferentes tradiciones.

Segundo estadio: uso

Los diferentes escritos no fueron compuestos para edificación o devoción privada, sino para ser leídos en la asamblea, la comunidad. Estos escritos se leían juntamente con el Antiguo Testamento. El hecho de que fueran leídos de forma pública junto con el Antiguo Testamento iba formando la percepción de estos escritos como Palabra de Dios. Además, sabemos porque el mismo Pablo así lo indica, que los escritos eran intercambiados entre las diferentes iglesias.

Tercer estadio: colección

El intercambio hizo que las diferentes iglesias comenzaran a formar colecciones de escritos. Este paso es muy importante ya que las iglesias valoraban como válido para ellas lo que había sido escrito para otras comunidades. De este modo lo particular se convertía en general. Los primeros cristianos en sus textos ya hablan de colecciones de escritos, tanto de los evangelios como de los escritos apostólicos.

Las colecciones fueron moldeando la identidad de las iglesias. Al leer los mismos textos las diferentes comunidades fueron desarrollando una identidad común y tuvieron una idea de la universalidad de su fe. Reconocían una misma autoridad en la Escritura, tenían comunión con las iglesias que compartían las mismas Escrituras y había una validez universal.

Cuarto estadio: selección

En aquellos tiempos se produjeron muchos más documentos de los que existen en el Nuevo Testamento. Aunque la mayoría son más tardíos, algunos son contemporáneos de los textos bíblicos.

No todas las iglesias estuvieron de acuerdo desde un principio con la selección que se hacía, sin embargo, desde el comienzo hubo una gran unanimidad con relación a la mayoría de los mismos.

Quinto estado: ratificación

La selección planteó dos amenazas. Por un lado estaban los reduccionistas que no admitían ciertos libros como inspirados. Por otro lado estaban los que podríamos denominar los ampliacionistas que deseaban un canon mucho más amplio.

Las dos amenazas hicieron necesario poner límites para que la identidad cristiana no quedara fragmentada. Poco a poco listas de libros a los que se otorgaba autoridad fueron apareciendo, hasta que la lista final es ratificada en el Concilio de Cartago en el año 397.

Pero no olvides lo dicho anteriormente, este quinto estadio no debe verse e interpretarse sino a la luz de los cuatro anteriores.

Los eruditos también mencionan los principios que se usaron para determinar la canonización, estoy seguro que te interesan.

Un primer principio era la costumbre, es decir, su uso por parte de las iglesias.

Un segundo principio era la inspiración. No todos los libros clamaban ser inspirados por Dios, aunque algunos que no están en el canon si lo pretendían.

Un tercer principio era la apostolicidad. Había una herejía que se llamaba el gnosticismo. Sus adeptos clamaban tener una revelación secreta que venía directamente de Dios. Los libros del Nuevo Testamento, por el contrario, podían trazar su origen hasta un apóstol o la tradición apostólica. De todos modos, también algunos libros que no están en el canon clamaban ser escritos por un apóstol.

Un cuarto principio era la aceptación global. Frente a la aceptación temporal, sólo por un tiempo, o local, sólo por ciertas iglesias. Los incluidos en el Nuevo Testamento parecían trascender la temporalidad y la localidad.

Un quinto principio era el contenido. Que fuera coherente con el resto de la tradición y la enseñanza.

Un sexto principio era el discernimiento de la iglesia. Incluyó tiempo, debate y disputa. La iglesia los encontró coherentes con su propia identidad.

Quiero acabar indicando que no debemos perder de vista en todo este proceso la intervención sobrenatural del Espíritu Santo. El propio Jesús afirmó que el Espíritu nos guiaría a toda verdad. También afirmó que sus ovejas tendrían la capacidad de oír su voz, identificarla y seguirla. Excluir esto en el desarrollo del canon sería reducirlo a una mera cuestión de debate entre eruditos.


OBSERVACIÓN


1. ¿Por qué los cristianos reconocemos como inspirados los libros del Antiguo Testamento?

2. ¿Por qué los cristianos reconocemos como inspirados los libros del Nuevo Testamento?

3. ¿Por qué es importante entender que la iglesia no creó el canon, simplemente lo reconoció?

4. ¿Puedes mencionar los cinco estadios de formación del canon?

5. ¿Recuerdas algunos de los principios que se usaron?


OBSERVACIÓN


1. Lee los siguientes versículos y escribe lo que dijeron acerca del Antiguo Testamento Jesús y los apóstoles


a. Lucas 24:44

b. Juan 10:31-36

c. Lucas 11:51

d. Mateo 23:35

e. Romanos 1:2; 4:3; 9:17; 10:11; 11:12; 15:4; 16:26

f. 1 Timoteo 5:18

2. ¿Por qué es importante el testimonio de Jesús y los apóstoles con relación al Antiguo Testamento?


APLICACIÓN


1. ¿Qué puedes aplicar en tu vida personal de lo aprendido en este estudio?

2. Si la Biblia es la Palabra inspirada de Dios tiene poder para transformar las vidas de las personas ¿Qué hay en tu vida que necesita ser cambiado? ¿Qué pasajes de la Biblia que conozcas puedes relacionar con esa necesidad?

1 comentario:

Hector dijo...

Excelente, su Blog.
He aprendido muchas cosas y estas me dan una base más solida en la FE:

 
Copyright 2009 LA BIBLIA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan